martes, 30 de junio de 2015

Leyendo lo que siempre he querido escribir y...

Acabo de leer las "Afueras de Dios", un libro de la narrativa inconmensurable de Antonio Gala, mejor escrito que transcrito, o mejor transcrito que escrito, basado en los pensamientos de Clara Ribalta o la hermana Nazaret, después de un deslumbrador descubrimiento de su intimidad, Clara Ribalta nos conduce, por el fascinante itinerario físico y espiritual de una mujer que vive y ama hasta la muerte y más allá. El amor, es por tanto el alimento único de su cuerpo y de su alma. Difícil es extraer de tan brillante obra, un resumen que sintetice el aluvión de citas, pensamientos y frases que configuran el tesoro literario y folosófico que contiene. Esta es mi humilde aportación de reflejar algunas partes de la belleza que ha colmado con creces su lectura fluida y devoradora. 



-El sabe que el amor no es una obligación: es un ofrecimiento. (de Dios)
-Se le pide a él que nos libre de él: qué ingenuidad...
-Sentir temor a la hora de la muerte, es lo menos cristiano que he oído en mi vida: la muerte es el alba maravillosa...
-Sólo ante los demás, somos culpables, sólo los hombres pueden perdonarse y condenarse los unos a :los otros...Porque Dios de antemano, nos otorgó su piedad con un amor obsequiado que borra todo mal...

-No hay que amar a los hombres en Dios, sino a Dios en los hombres...la oración y la devoción, no pueden recortar las alas a la caridad, ella es la mejor devoción y la oración más honda... 

-Hay gente tan abrumada por la inagotable información, que se cree del todo al día y lo único que ha conseguido es no pensar, no asimilar y no moverse, teniendo la impresión de no parar...

-Dios no es uno que se aburre, sino tres que se aman...

-Si nos creemos ofendidos es por causa de nuestro miedo e inseguridad. Si ofendemos, es por que ignoramos como obrar debidamente y nos dañamos nosotros mismos. Nadie se halla capacitado para ofendernos, con actitudes o palabras,: es sólo nuestro temor e inseguridad, la que se siente atacada y pone en guardia nuestras defensas. La presencia del amor correspondido, echa hacia atrás esas posibilidades, porque sólo en la libertad y en la alegría, es factible amar y corresponder al amor.

-Que bien (...) expresa, las verdades en las que en realidad no cree del todo...

-Hemos de hacer...lo que otros no pudieron más que soñar...

-Es la belleza dentro de nosotros, la que nos deja divisar la de afuera.

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...