viernes, 4 de septiembre de 2015

No puede decir, ADIOS...

a FAUSTINO Cabello
mi profundo sentimiento y admiración

#MedallaDeAndalucía
@romeristas
#LosRomerosDeLaPuebla



Yo quería escribir, que ellos fueron los “Beatles” de mis catorce-quince años. Quería escribir que mi madre, compró sus primeros “single´s” en Elcortinglés, para meterme en las venas la alegría de aquellas sevillanas de “Mi caballo está inquieto/La Niña de los Peines/Sevillanas del recuerdo/Sevillanas con duende/del Aljarafe/del enamorao/de los chavales/de los emigrantes. Yo quería escribir, que ellos fueron mi referencia en la poesía escrita para bailar de Aurelio Verde/Moya y Felipe Campuzano en los arreglos del glorioso piano de cola; quería escribir que fueron la banda musical de aquellos años de bachillerato, cuando un grupo de compañeros, quedábamos al final de clase, en la misma aula, para ensayar a dos voces, la fantasía de ese “Embarque del ganao/ Las flores de la discordia, no crecen en el Rocío/Corraleras del Pueblo/la Marisma... Sinfonías por sevillanas, que consagraba a estos “Beatles de la Puebla”, como nuestros Romeros; los más modernos de los más clásicos; los más aventajados discípulos de los Toronjos y los Reyes de Castilleja de la Cuesta; los primeros en cantar en grupo desde el principio y ¡hasta que lo quiera Dios: Los Romeros de la Puebla!
 Y Hoy, escuchando mis sevillanas del ensueño, aquellas que le ponían letra y música a ese primer amor, que dicen, no se olvida, transido de emoción, termino -como ayer- con los vellos de punta y los ojos vidriados, cantando el “Rompeolas del amor”, como aquel joven que las cantaba a coro con sus amigos, sentado a la espalda de un banco en la Alameda, para llamar la atención de las niñas, de todas las edades, que se enamoraron con “Los suspiros del amor de aquel ¡Silencio, por lo que vdes mas quieran, guarden silencio, por Dios, que es tiempo de primavera y están hablando de Amor!”. “Se fue la primavera de mi vida y sigo enamorado”...llegó el verano, ¡VIVA mi Andalucía! y parte del extranjero, cantando “La novia del Campesino” por rumbas o sevillanas -las sevillanas- de siempre- desde la“Arena de los bajos de Punta Umbría, hasta la “isla de cal salada”...y llegó Septiembre: “estaba tirando cuenta y me empecé a preocupar”...no, no era por aquello de la medalla de Andalucía para los Romeros de la Puebla...era por algo mucho más profundo, entrañable, trascendente...”Pero la copla decía/todo termina en la vida/ y el tiempo dá la razón/ Los Romeros de la Puebla/ cantando dicen adiós...¡quien dijo cantares -como escribió el poeta-dijo Andalucía!...En septiembre y con la luna -vendimiadora y caliente- y aunque parezca mentira/ al llegar un nuevo día/ yo me suelo preguntar/ ¿Porque es tan corta la vida, cuando se mira “patrás”?..
.Por el potrillo del tiempo galopo hacia mi niñez/Aquel fandango primero que de niño yo canté/ y la emoción del aplauso/ que nunca podré olvidar/ Al subirme a un escenario por primera ve a cantar....¡Cantemos, Romeros...que las puertas del cielo se abren al grito del sol y a la Blanca Paloma, cantemos, un himno de amor!...¡Solano de las Marismas/ Tu que alisas las arenas...-dile por fín a FAUSTINO, que no hay camino de vuelta!... “To el que ha visto alguna vez/ a la Virgen tan de cerca/ No puede decirle ADIOS/ aunque los tiempos se vuelvan”

Entrada destacada

LA MADRUGÁ DE LOS SUEÑOS ROTOS

Varios días leyendo, casi todo lo escrito sobre esta Madrugá de los lamentos, revisando la multitud de videos sobre los momentos del pán...